La Caligrafía Artística

caligrafia-artistica

La Caligrafía Artística. Por qué ahora

La Caligrafía es un medio de expresión artística en muchas culturas.

En China y Japón no hay frontera entre la enseñanza del dibujo y de las letras: los trazos se hacen con pincel y tinta aplicando técnicas ancestrales muy elaboradas y aun sin que entendamos su significado las obras de los maestros orientales nos transmiten paz, alegría, dolor… o cualquier sentimiento que nos acerca a la expresión artística.

Una de las razones para que la Caligrafía Árabe sea un arte es que el Islam prohíbe la representación de figuras humanas, lo que lleva a los artistas a presentar su obra mediante la Caligrafía: una visita a los patios de la Alhambra de Granada nos descubre poemas de amor grabados sobre paredes, arcos y fuentes creando tejidos suntuosos y elaborados creados por artistas caligráficos.

Hay muchas culturas en las que la representación gráfica del lenguaje se ha convertido en obra de arte.

Sin embargo la Caligrafía en Occidente ha tenido siempre un enfoque funcional: se inicia en las sociedades primitivas como herramienta para la administración y el comercio por lo que forzosamente tenía que ser comprensible. Incluso los monjes copistas en los monasterios de la Edad Media, que en ocasiones crean obras de gran belleza, tienen la obligación de dar uniformidad y legibilidad al texto escrito.

En Occidente el primer objetivo es la comprensión del texto y para cumplir este objetivo nuestras letras, sean estas romanas, carolinas, góticas, itálicas…  se ordenan en filas y columnas uniformes, como soldados en un ejército del que se esperan pocas salidas de tono.

En estos momentos se está produciendo  un cambio fundamental.

En la era digital la función de comunicación del lenguaje a través de la Caligrafía desapare: los textos se transmiten fundamentalmente por medios electrónicos (desde la invención de la imprenta la  comprensión del texto está garantizado por la tipografía) y actualmente apenas escribimos con lápiz o bolígrafo sobre papel.

Es ahora cuando la legibilidad de la Caligrafía deja de tener importancia y por vez primera en la historia de la escritura occidental, aparece la belleza del alfabeto. Un artista calígrafo del siglo XXI aplica en sus trazos una energía, sensualidad o elegancia que hasta ahora estaban agazapados detrás de la legibilidad.

Por fin aparece la Caligrafía Artística, en la era digital, como no podía ser de otra forma.